Peregrinación y Misa en la Catedral


Un año más nos reunimos a los pies del Señor y de la Virgen del Milagro para decirles que ellos son los patronos de nuestra vida.




Desde muy temprano nos encontramos en la puerta de la Catedral los alumnos, docentes y empleados, acompañados de muchos familiares y docentes jubilados.



La peregrinación a la Catedral siempre es el momento propicio para renovar en nuestro corazón el pacto de fidelidad que nos empuja para ser mejores, y aumentar también nuestro deseo de ser luz para los demás a través de nuestros gestos generosos en la vida cotidiana.


*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Vivir la Cuaresma con misericordia

Don Bosco y el trabajo