¡Gracias, peregrinos!


Esta fiesta del Milagro nos permitió, un año más, recibir en el Colegio a algunos de los hermanos peregrinos que llegan a Salta para honrar a nuestros santos patronos. 





Quinientas personas, adultos, jóvenes y niños, llegaron desde Iruya, San Antonio de los Cobres, Nazareno y Cerro Negro, luego de caminar por varios días en un clima de oración, agradecimiento y súplica.


Para recibirlos, toda la comunidad del Colegio se organizó en turnos y comisiones, colaborando con la gente de la Catedral de Salta que coordina la llegada de las diversas peregrinaciones.



De un modo particular se prepararon los jóvenes encargados de brindar sencillos cuidados de enfermería a los caminantes: ellos participaron los últimos dos sábados de un taller de capacitación que les permitió ofrecer un servicio adecuado.



Recibir a los peregrinos hace que podamos conocer de cerca su testimonio de fe y de confianza en Dios y, al mismo tiempo, favorece los lazos de unión de nuestra propia comunidad, ya que su atención requiere del trabajo coordinado y armónico de todos.


Salesianos, docentes con sus hijos, alumnos con sus padres, jóvenes del MJS, personal administrativo y de maestranza... todos encontramos en el servicio a los hermanos la ocasión de vivir esta fecha más profundamente.


¡Feliz Milagro para todos!

*

Entradas populares de este blog

Vivir la Cuaresma con misericordia

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo