Misión en Morillo y Los Blancos



La región del Chaco salteño es una de las más postergadas de nuestro país. Por eso mismo, el trabajo permanente de la Iglesia en la zona nos permite conocerla en una de sus facetas más comprometidas con el Evangelio.





Sumándose a los esfuerzos de la Pastoral Aborigen y de la Parroquia "San Lorenzo mártir" de Morillo, 40 animadores del Oratorio Salesiano se trasladaron a esa localidad, y a la vecina de Los Blancos, para desarrollar una intensa misión del 1 al 8 de julio.



Juegos en un multitudinario oratorio, visitas a las casas, celebraciones, actividades masivas, campeonatos de fútbol y de voley y charlas de formación para jóvenes, ocuparon cada día con la alegría de estar haciendo algo bueno... y también con sentimientos de infinita gratitud por la hospitalidad recibida.




Como un punto saliente de la misión se encuentra el hecho de haber podido llegar también a algunas comunidades de la etnia wichi, que compartieron alegremente alguna tarde de oratorio y el super Bingo familiar.



No hubiera sido posible realizar esta tarea sin la generosa respuesta de la comunidad salesiana y de todos aquellos que ayudaron de mil maneras distintas en la previa para que el viaje dejara de ser un sueño y se volviera realidad.



Por supuesto, el párroco del lugar, P. David Pintos, la gente del Centro "Tepeyac", los chicos de los grupos juveniles de la Parroquia (la "Sociedad de la alegría" y la "Sociedad de María") y la comunidad religiosa de Los Blancos ocupan un lugar destacado en el agradecimiento y las oraciones.










¡Felicitaciones por haberse acercado al Jesús que vive en nuestros hermanos más pequeños!

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada