¡Felicitaciones, egresados!


A un año de ser testigos de un acontecimiento histórico para la Obra Salesiana en Salta, el nacimiento del Centro Salesiano de Formación Profesional "San José" - Nº 3174, nuevamente nos reunimos en comunidad para homenajear a los egresados de la primera Promoción de "Montadores electricistas domiciliarios".
Cuarenta y dos jóvenes y adultos llegaron a la ansiada meta, gracias a mucho esfuerzo y sacrificio, y contando con el respaldo de sus familias y la dedicación de los docentes.




Es bueno recordar que el nacimiento del Centro se hizo posible con el aporte generoso de toda la comunidad, ya que muchos anónimos donantes acercaron a lo largo de varios meses del 2015 parte de las herramientas y materiales que los alumnos necesitarían para realizar las imprescindibles prácticas.
El Centro nos acerca de nuevo a los orígenes de la Obra en Salta, que surgió como escuela de Artes y oficios, y ha sido un regalo de la Familia Salesiana para Don Bosco en el año de su bicentenario. No se cobra ninguna cuota, pero se exige el cumplimiento de las pautas oficiales para este tipo de institutos, lo que garantiza el aval ministerial al título otorgado.
Por supuesto, la identidad salesiana se completa con momentos recreativos, de formación y de oración, siempre bien recibidos, y con el interés personalizado en buscar el bien de cada uno.
En el acto de Colación, realizado el miércoles 5 de octubre, se hicieron presentes la ministra de Educación, Prof. Analía Berruezo, y quien fuera ministro el año del nacimiento del Centro, Cr. Roberto Dib Ashur. También estuvieron autoridades del sector escolar y de administración de la Obra.
Orgullosamente los egresados recibieron sus diplomas y los "pines" que los identifican como exalumnos salesianos, cobijados en el aplauso feliz de sus familiares y amigos.


Inician ahora una nueva etapa, agradecidos y esperanzados... y sabiendo que cuentan con mejores recursos para enfrentar desafíos y problemas.

¡Felicitaciones!

*

Entradas populares de este blog

Vivir la Cuaresma con misericordia

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada