¡Viva papá Don Bosco!


¡Felices 201 años! ¡Qué grande y bueno es Dios por habernos dejado conocer a Don Bosco!
¿Cómo sería nuestra vida si él no se hubiera cruzado en nuestro camino? 
Gracias a ese muchachito italiano que un día se animó a soñar (¡y a trabajar!) pudimos conocer el rostro amoroso de Dios que ama a los jóvenes...






Hoy celebramos el cumpleaños de Don Bosco con una Misa, celebrada en el patio de la Secundaria, y los más pequeños lo hicieron por la tarde, en la Capilla. El viernes será el momento de la fiesta deportiva.



En este marco, también despedimos a Fabian y Johhannes, los voluntarios alemanes que llegaron el año pasado y nos acompañaron en montones de actividades y momentos, ganándose nuestra amistad.


¡Gracias por lo compartido! 

y ¡gute fahrt!

*

Entradas populares de este blog

Vivir la Cuaresma con misericordia

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo