Bendición de la casa


El lunes 28, celebrando la alegría de Jesús Resucitado, realizamos el gesto de bendecir las personas que forman nuestra comunidad, y también las instalaciones donde se desarrolla nuestra vida diaria. Como un gesto significativo, la aspersión con agua bendita fue realizada por los docentes y por los alumnos. 



Luego de la bendición del agua realizada por el Padre Director, los profesores presentes fueron los encargados de de realizar la bendición a los alumnos, y un poquito después, acompañados por un alumno por Promoción, fueron bendecidas las aulas y demás espacios.


Oración de bendición
Dios mío bendice nuestra escuela, para que sea el hogar del amor y de la paz. 
Bendice la puerta abierta como dos brazos extendidos que dan la bienvenida. 
Bendice las ventanas que dejan entrar el sol a raudales cada mañana. 
Bendice los muros que nos defienden del viento y del frío y que son nuestros amigos en las horas que pasan. 
Bendice nuestro lugar de trabajo, el espacio donde cada día nos ganamos el pan. 
Bendice el techo que cobija nuestro esfuerzo de hoy y los sueños de mañana, y que guarda para siempre entre los vivos la memoria sagrada de los que se han ido. 
Bendice la luz de la casa: las personas que son tu imagen, y los lazos de familia que entre nosotros florecen.. 
Bendice los sentimientos, las ternuras y los anhelos. 
Bendice nuestros pensamientos para que sean puros, nuestras  palabras para que sean rectas, nuestros actos para que nos conduzcan hacia Vos.  
Bendice nuestras horas de paz y de silencio, para que fortalezcamos juntos nuestro espíritu. 
Bendice nuestros dolores y alegrías.
Señor quédate con nosotros... en nuestro Colegio, que es tu casa. 

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada