El verano es fiesta en el Oratorio


Más de doscientos chicos disfrutaron este verano de las actividades del Oratorio del "Ángel Zerda", que los reunía de lunes a viernes por las tardes y los sábados por la mañana.
Alumnos del Colegio, chicos del barrio y muchos que venían desde lejos le dieron al patio y a la sala de juegos un hermoso clima de alegría.



Al igual que desde hace varios años, a las actividades habituales de campeonatos de fútbol y de los juegos de la sala, se sumaron talleres recreativos y diversos desafíos por grupos.


Los chicos aprendieron a hacer tortillas, tortas fritas, budines, pantallas para lámparas, figuras con globos y pulseras, entre muchas otras cosas... sin olvidar el momento diario de reflexión, a través de representaciones para los más chicos y charlas para los más grandes.
Es siempre llamativo cómo los más pequeños son orientados en todo momento por los mayores, quienes disfrutan sinceramente esa tarea... y de esa manera siembran con su ejemplo alegría, compañerismo y ganas de ser mejores.


El último día, todos los chicos que con su asistencia, entusiasmo y buena conducta habían reunido los famosos "bosquitos" necesarios, recibieron de regalo una resplandeciente remera de Don Bosco.

¡Felicitaciones!

Y el Oratorio continúa sus actividades todos los sábados del año, de 09.00 a 12.30.

*

Entradas populares de este blog

Vivir la Cuaresma con misericordia

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo