¡Fiesta en Buenos Aires!


Del 4 al 6 de setiembre, más de 10.000 jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano de Argentina se reunieron en la Capital Federal para celebrar el Bicentenario del nacimiento de Don Bosco.
El MJS de Salta estuvo representado por 50 animadores, del "Ángel Zerda" y de "Ceferino".





La delegación salteña se hospedó en una de las sedes del Encuentro, el hermoso Colegio "Pío IX" de Almagro. En distintos puntos de la ciudad funcionaban otras sedes, que brindaban a los participantes alojamiento, comida y espacio para compartir los diferentes momentos pensados para cada día.


A través de cantos, juegos, momentos de oración y de charla informal, todos pudieron conocer las realidades bien diferentes que adopta la obra salesiana en Argentina, unida, sin embargo, con un mismo espíritu.


En dos grandes momentos se reunieron los 10.000 participantes: el sábado 5 por la noche, en una multitudinaria marcha a Plaza de Mayo, donde desparramaron salesiana alegría por las calles y avenidas, aumentados en número por exalumnos, familiares y amigos de Don Bosco...


...y el domingo 6 por la mañana, en la inolvidable Misa de envío celebrada en el Luna Park. Durante esta celebración, además de alegrarse por el regalo que Dios nos hizo con la vida de Don Bosco, los jóvenes participantes pudieron agradecer también por el testimonio de santidad de Ceferino Namuncurá y Laura Vicuña, dos de los frutos magníficos del carisma salesiano en nuestra tierra.


El Rector Mayor de los Salesianos, don Ángel Fernández Artime estuvo presente todo el tiempo en el Encuentro, que ha sido la reunión de jóvenes más numerosa del mundo salesiano en este año tan especial.

Debemos destacar que, para participar de este viaje, los animadores debieron realizar múltiples actividades para reunir los fondos necesarios, además de compartir encuentros y reuniones formativas a lo largo de varios meses.

¡Felicitaciones por el esfuerzo! ¡Y a contagiar ahora alegría y santidad!

*


Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada