Trotamundos que quieres llevarnos a Dios


Juan Bosco, desde muy pequeño, sintió la necesidad de lograr que sus amigos se acercaran más a Dios... y esa, por supuesto, es la explicación de su alegre etapa de saltimbanqui y trotamundos.



Dentro del itinerario de formación que la Inspectoría propone a los jóvenes animadores del MJS, el fin de semana pasado se realizó en la Casa de retiros de los franciscanos de San Luis, la experiencia "Trotamundos", destinada a quienes recién se inician en la animación... y también a algunos que ya tienen amplia trayectoria.


Tarde de merienda.

Para que su tarea sea fructífera, un trotamundos necesita desarrollar profundidad espiritual, y por eso el encuentro tuvo muchos momentos de reflexión personal y comunitaria, poniendo énfasis en la presencia de Dios en los diferentes ámbitos de nuestra vida.

La alegría de compartir con amigos.

Fueron 28 jóvenes los participantes, que contaron con la ayuda de los tirocinantes Néstor y Fernando y del Padre Alejandro. Una mención especial merece el Profesor José, que con su habitual generosidad los acompañó desde el servicio de la cocina.

Una buena ocasión para conocerse más.

Es reconfortante comprobar una vez más que, a esta altura del año, cuando el descanso parece volverse urgente, Salesianos, jóvenes y adultos son capaces de destinar un fin de semana largo para prepararse mejor para el servicio a otros jóvenes, aprovechando estas instancias de superación personal.

Animadores actuales y futuros.

Además de las reflexiones, la experiencia no hubiera sido igual sin los intensos momentos de oración, sin el juego y sin el deporte, que permitieron crecer en confianza y amistad.

Del encuentro participaron chicos del "Ángel Zerda" y de "Ceferino".

Los momentos informales también son una riqueza.

¡Felicitaciones a todos los participantes!

Tiempo de deporte.

¡El P. Ale volvió al fútbol!

*

Entradas populares de este blog

Vivir la Cuaresma con misericordia

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo