Gran éxito de la Kermés de la Familia


Una vez más, la certeza de sabernos comunidad, nos permitió disfrutar de una noche de alegría.
Gracias al trabajo de muchas personas de todos los sectores de la Obra, la Kermés de la Familia tuvo este año un brillo destacado.


Desde hace varios días los niños y jóvenes de los grupos y del Colegio, con la ayuda de sus animadores y docentes, venían trabajando intensamente para aprovechar al máximo las cuatro horas de Kermés. La fecha elegida fue el viernes 7 de noviembre... y afortunadamente el clima acompañó como pocas veces.


Otros grupos de la Familia Salesiana, como ADMA, los Cooperadores y los Exalumnos, también brindaron su servicio desinteresado, tal como lo hacen siempre, en silencio y con responsabilidad.



Las ganas de compartir y divertirnos estuvieron presentes toda la noche, alimentadas por algunos juegos novedosos y otros tradicionales y ya esperados por todos.



Es imposible olvidar que el dinero recaudado en esta actividad tiene también un fin comunitario: una parte se destinará a lo que los organizadores de cada stand determinen, y la otra servirá para colaborar con el enorme despliegue de actividades apostólicas que llenan el verano de los chicos de la Obra.



Organizar la Kermés es, para los chicos, una aventura emocionante, pero para los grandes muchas veces representa un esfuerzo extra, que se suma al cansancio de este último tramo del año. Por eso, la buena voluntad demostrada para colaborar en los múltiples aspectos de la fiesta, merece un reconocimiento especial.



Seguro que Don Bosco ha disfrutado al comprobar que en una de sus tantas casas el espíritu de familia sigue vivo y pujante, y aún sirve para entusiasmar a todos en la búsqueda de un objetivo común.


¡Felicitaciones a todos!



Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada