Misión en Villa María

El 12 y 13 de octubre un grupo de 20 jóvenes de la Comunidad Misionera de Salta visitaron la finca de Villa María, cerca de La Silleta, en el municipio de Campo Quijano.


Luego de varias semanas de preparación, vivieron esos dos días de misión con mucha intensidad. Como es habitual, se alojaron en la escuela “Don Bosco”, gracias a la generosa buena voluntad de maestros y directivos.


En ambas mañanas visitaron por patrullas las casas del poblado, que están muy distantes unas de otras, lo que significa un buen rato de caminata para llegar a las más alejadas. Donde eran recibidos compartían un rato de charla y una lectura bíblica. En casi todos los hogares disfrutaron de una cálida recepción: la gente está muy acostumbrada a las visitas de los misioneros salesianos, que se realizan al menos una vez al año desde 1987.


Luego de un reparador almuerzo, por la tarde realizaban un Oratorio festivo, con cantos, juegos, catequesis y merienda. El mal tiempo de los dos días impidió una participación masiva de los niños, pero igual eran muchos los que se acercaban desafiando a la persistente llovizna.


Las actividades de la tarde concluían con un momento de oración comunitario, donde se agradecía todo lo bueno vivido en la jornada.
El domingo, día de la despedida, las pizzas del almuerzo se compartieron con varias familias completas que se acercaron a saludar a los misioneros.


Al regresar al Colegio, la celebración de la Misa en la Capilla María Auxiliadora contó con la presencia de todos los misioneros y de familiares y amigos que habían ido a recibirlos.


Estas jornadas se realizaron en el marco de una convocatoria de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis, que invitó a los grupos y movimientos católicos a un gran fin de semana misionero.

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada