Día del Exalumno


Salta, junio de 2013

A los Exalumnos de Don Bosco…
A quienes pasaron por las aulas del querido Colegio Angel Zerda…
A quienes integraron grupos exploradores, oratorianos, movimientos juveniles…
A quienes comulgan con el carisma salesiano…


El 24 de junio de 1870 un grupo de trece exalumnos del primer Oratorio de Turín se acercaron a saludar a Don Bosco en el día de su onomástico, para expresarle su agradecimiento por cuanto había hecho por ellos, y le llevaron de regalo un juego de café. En la ocasión, el representante fue Carlos Gastini, jefe de los encuadernadores. Los unía a todos la antigua vida en común, la educación obtenida en la casa de Don Bosco y la amistad. De aquella primera y espontánea visita surgió el compromiso de buscar a otros compañeros del Oratorio.


Este gesto se repitió año tras año, hasta que en una oportunidad Don Bosco les propuso la constitución de una Sociedad de Mutua Ayuda para hacer frente a las dificultades. Carlos Gastini, primer “jefe” de los exalumnos, se preocupó inmediatamente de la organización, sirviéndose de un estatuto elaborado años atrás por el mismo Don Bosco, para una institución similar de jóvenes obreros.


En 1898, el primer sucesor de Don Bosco, Don Miguel Rúa, pidió que en cada casa salesiana haya una Asociación de Exalumnos. Poco a poco, sobre todo después de la muerte de Don Bosco, los Exalumnos fueron creando grupos locales, uniones y sociedades, hasta llegar a la verdadera organización promovida por Don Felipe Rinaldi.


En 1907 le decía a un salesiano italiano enviado a España: “Cuida mucho a los exalumnos, son nuestra corona, o, si prefieres, nuestra misma razón de existir, porque al ser una Congregación educadora es evidente que no formamos para el colegio, sino para la vida." En 1926, durante el desarrollo de una reunión celebrada en el colegio de Valsalice ante 25 Inspectores y numerosos Directores, les decía: “Algunos creen que la organización de exalumnos es algo inútil y la descuidan. Les recordaría que son el fruto de nuestras fatigas.”


El Rector Mayor, Don Pascual Chávez, ha sostenido que "los auténticos Exalumnos son los que son capaces de llegar a ser buenos cristianos y honrados ciudadanos, en ese binomio radica la identidad y la misión de los exalumnos".


“Unanse y ayúdense” les dijo Don Bosco a los antiguos alumnos que lo visitaron. Ayer como hoy, estas palabras están vigentes y son una de las razones de nuestra presencia en el Centro de Exalumnos de Don Bosco. ¡Muchas Felicidades, queridos exalumnos!

“UNANSE Y AYUDENSE”
¡Qué hermoso es ser exalumno de Don Bosco!
Leonardo Atilio Fadel
Presidente
Centro de Exalumnos de Don Bosco


Podés leer el saludo completo del Presidente de los Exalumnos, haciendo click aquí.

*

Entradas populares de este blog

Vivir la Cuaresma con misericordia

Don Bosco y el trabajo

Miguel Magone, el pandillero de Dios