¡Feliz 2013!

¡Feliz 2013 para nuestros fieles lectores!

A lo largo de estos meses superamos las 24.000 visitas a la página... y sumadas a las más de 50.000 que aún reúne la versión previa, hacen unas 75.000 veces que te interesaste por leer noticias o ver fotos de algunas de todas las cosas buenas que se llevan adelante en nuestra casa.

¡Perdón por todas las noticias que no aparecieron! Ese es también un signo del compromiso de los Salesianos, docentes, animadores, niños y jóvenes que hacen grande al Salesiano en Salta.


Este de arriba es el poster del Aguinaldo 2013 del Rector Mayor en su versión salteña. Y lo de abajo son algunos párrafos extractados de la carta de Don Pascual Chávez presentando el lema:


"Los puntos de referencia y los compromisos del Aguinaldo son los siguientes: 
El evangelio de la alegría que caracteriza toda la historia de Don Bosco y es el alma de sus muchas y variadas actividades. Don Bosco ha descubierto  el deseo de felicidad presente en los jóvenes y ha articulado su alegría de vivir en los lenguajes de la alegría, del patio y de la fiesta; pero no ha dejado nunca de señalar a Dios como  fuente de la alegría verdadera.



La pedagogía de la bondad. La “amorevolezza” de Don Bosco, entendida como bondad cercana y solícita, es sin duda uno de los rasgos característicos de su metodología pedagógica que se considera más válido hoy, tanto en los contextos cristianos como en los que viven jóvenes pertenecientes a otras religiones. Pero no se puede reducir a un principio pedagógico sino que se ha de reconocer como un elemento esencial de nuestra espiritualidad.



El Sistema Preventivo. Representa la esencia de la sabiduría pedagógica de Don Bosco y constituye el mensaje profético que ha dejado a sus herederos y a toda la Iglesia. Es una experiencia espiritual y educativa que se funda en la razón, en la religión y en la bondad. 
La educación es cosa del corazón. Todo Don Bosco está resumido en su corazón. Esta es la grandeza y el secreto de su éxito como educador. Afirmar que su corazón estaba totalmente entregado a los jóvenes significa decir que toda su persona, inteligencia, corazón, voluntad, fuerza física, todo su ser estaba orientado a hacerles el bien, a promover el crecimiento integral, a desear su salvación eterna.



El humanismo salesiano. Don Bosco sabía “valorar todo lo positivo que hay en la vida de las personas, en la realidad creada, en los acontecimientos de la historia. Esto lo llevaba a descubrir los auténticos valores presentes en el mundo, especialmente si eran deseados por los jóvenes; a insertarse en el flujo de la cultura y del desarrollo humano de su propio tiempo, estimulando el bien y evitando el quejarse simplemente de los males; a buscar con sabiduría la cooperación de muchos, convencido de que cada uno tiene dones que necesitan ser descubiertos, reconocidos y valorados; a creer en la fuerza de la educación que sostiene el crecimiento del joven y lo anima a ser un honesto ciudadano y un buen cristiano; a confiarse siempre y en cualquier circunstancia a la Providencia de Dios, percibido y amado como Padre."




¡Que Don Bosco nos ayude para seguir trabajando en el 2013!

***

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada