Leales a la Bandera

Ayer, los niños de cuarto grado realizaron su Promesa de lealtad a la Bandera, acompañados por padres y familiares y por sus compañeros de los otros grados.


¡Hace 200 años que ella nos reúne bajo sus colores! Roguemos a Dios para que nos ayude a ser honrados y justos ciudadanos de la Patria.







Éste es el sol y éste es el cielo que en la bandera victoriosa nos hermana.
Éste es el sol que une los cuerpos y éste es el cielo cuyo amor une las almas.
Ambos están sobre nosotros para mostrarnos el camino que no engaña,
y levantarnos de la tierra con la energía de las cosas sobre humanas.
Su luz nos junta en el recuerdo y al mismo tiempo nos congrega en la esperanza.
Mientras su fuego nos domine seremos libres como el vuelo de sus llamas.
Si alguna vez nos dividimos, quiera el Señor que levantemos la mirada
y contemplemos en el cielo celeste y blanco la bandera de la Patria.
En su virtud encontraremos aquella fuerza que una vez nos hizo falta,
y volveremos a estar juntos como los hijos bajo el techo de la casa.

Francisco Luis Bernárdez

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada