La alegría de ser salteños

El viernes 15 de junio recordamos dos fechas muy importantes para nuestra identidad de salteños: la Fiesta del Sagrado Corazón, y el Día del General Güemes.



Para celebrarlos de la mejor manera, en el Nivel Secundario comenzamos la mañana con la celebración de la Misa en la Capilla, presidida esta vez por el Padre Alejandro y contando con la animación en los cantos de un numeroso y potente coro, que nos contagiaba a todos con su fervor.




Luego de la Misa y de un breve recreo, fue el momento de compartir una taza de chocolate con facturas, conseguidos gracias a las gestiones de algunos docentes, y preparados con la colaboración de empleados, profesores y alumnos de los cursos mayores. Este inesperado desayuno tomó por sorpresa a todos los cursos, pero fue muy bien recibido.








Una vez fortalecidos en el alma y en el cuerpo, nos trasladamos al Salón "San Juan Bosco", donde rendimos homenaje al héroe gaucho a través de palabras alusivas, poemas, bailes folclóricos, canciones populares y representaciones teatrales.





Alumnos de todas las promociones pudieron pasar por el escenario, luciéndose al demostrar sus habilidades artísticas, cobijados por el aplauso de sus compañeros.




Arduo fue el trabajo en los días previos para preparar un acto tan intenso y elaborado, pero el resultado fue excelente gracias al compromiso y a la generosidad de todos.




Quedamos en deuda con el Nivel Primario, que en los dos turnos también conmemoró la fecha, con la participación y el brillo a que nos tiene acostumbrados.

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada