La Comunidad Misionera Salesiana en Villa María


La Comunidad Misionera Salesiana visitó el fin de semana la escuelita "Don Bosco" de Villa María (La Silleta), apadrinada por el Colegio desde hace muchos años.
Los misioneros compartieron un día completo con los niños del lugar, visitando desde primeras horas de la mañana a las familias en sus casas.
Los habitantes son, en su mayoría, de muy escasos recursos, y las casas se encuentran bastante alejadas unas de otras, en medio de los terrenos de varias fincas en las que los vecinos trabajan la tierra para ganarse el pan de cada día.




“Ansiosa esperaba que vengan” fue la expresión de una de las señoras de la zona. Esas mismas ansias se vieron reflejadas en el recibimiento de los niños y jóvenes quienes con abrazos y sonrisas construyeron un fin de semana inolvidable para los misioneros salesianos.
A la tarde compartieron el mate cocido mezclado con cantos, juegos y alegría salesiana, recibiendo la visita del padre Ale Garzón con los coordinadores del MJS, quienes también se sumaron contentos al apostolado.
En esas horas también se realizó la catequesis característica del oratorio. Mediante una obra de teatro se representó una escena simple pero profunda y divertida, en la que la enseñanza fue que María siempre nos lleva de la mano hacia Jesús, a pesar de las caídas y las equivocaciones.



Finalmente misioneros y niños tomados de la mano rezaron un Ave María a la Virgen agradeciendo el día compartido y preparándose para el regreso a sus hogares.
Con mucho cansancio pero también gran satisfacción, la Comunidad Misionera regresó al Colegio para compartir la celebración de la Santa Misa y luego las "Buenas Noches" a cargo de Luis López López, quien acompañó en ese momento de oración la cosecha de lo vivido en el día por todos los misioneros.

Natalia Nieva
*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada