¡Feliz día de Domingo Savio!

Como un regalo especial, en este Mes en que celebramos a la Virgen María, recordamos hoy la Fiesta de Santo Domingo Savio, el alumno de Don Bosco que nos enseñó que para ser santo no es necesario hacer grandes milagros ni estar aburridos todo el día... al contrario: se trata de hacer bien las tareas cotidianas, ser buenos compañeros, jugar y divertirse, acercarse con frecuencia a los sacramentos de la reconciliación y de la comunión y, sobre todo, vivir con la alegría que nos transmite la Gracia de Dios. 

Domingo Savio Laura Vicuña

Por haber vivido todo eso, Domingo Savio es santo. ¡Qué alentador es comprobar que actualmente hay muchos chicos y jóvenes que recorren un camino parecido!

Ayer, preparando esta fiesta, los catequistas del Centro Domingo Savio organizaron un momento de recreación que fue coronado con una exitosa función de cine.

La misa habitual de la tarde estuvo presidida esta vez por el Obispo de Orán, Marcelo Colombo, que quiso compartir con la juventud del Colegio este día especial.

Obispo Marcelo Colombo

Si querés conocer un poco más sobre Santo Domingo Savio, podés hacer click aquí, y para bajar su biografía escrita por Don Bosco, seguí este enlace.


Santo Domingo Savio, que en la escuela de Don Bosco aprendiste a recorrer los caminos de la santidad juvenil: enséñanos a imitar tu amor a Jesús y a María, y tu ansia de llevar a tus compañeros a ser sus amigos; alcánzanos del Señor que, practicando tu lema " Antes morir que pecar" podamos conseguir nuestra salvación eterna. Amén.

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada