¡Hasta siempre, La Candelaria!

Visitar cada una de las casas del pueblo, preparar un Oratorio todos los días, celebrar la Eucaristía, hacer una batucada, transmitir un programa de radio, animar el Encuentro Departamental de Jóvenes, organizar una Lota y una procesión por las calles... intentar compartir por unos días la vida de la gente... recibir el cariño desbordante de los niños y jóvenes... cada una de las tareas propias de la Misión del verano ha dejado recuerdos imborrables en los jóvenes del MJS que participaron de esta experiencia en La Candelaria.
  

El 2012 marca el final de un recorrido de tres años en el pueblo, y por eso tiene el sabor especial de una despedida. Se han cumplido 21 años ininterrumpidos de misión, lo que marca un compromiso destacado por parte de los Salesianos y de cada uno de los grupos que componen el MJS. Por supuesto, nada hubiera sido posible sin la colaboración del sector escolar y administrativo, y sin la solidaridad de empresas y benefactores anónimos que año tras año hacen posible este apostolado. 
Dejamos aquí siete imágenes obtenidas este año. Para ver cerca de doscientas más, podés hacer click aquí.






Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada