Novena a Don Bosco - Noveno día

Noveno día
Señal de la cruz. Pésame.
Meditamos sobre María Santísima
María Santísima es Madre de Dios y Madre nuestra. ¿Quién de nosotros no ha experimentado la ayuda de su protección de Madre? Ella recibe en su corazón nuestras plegarias de ternura, de dolor y de esperanza.

Don Bosco nos dice: “María Santísima es la fundadora de nuestras obras, y es Ella quien las sostiene. Puedes acudir siempre a María Santísima por medio de la oración. Pero hazlo con fe, que Ella es madre piadosa, que anhela conceder favores a sus hijos. Rézale de corazón y con perseverancia, y puedes estar seguro que Ella te ayudará en tus necesidades espirituales y materiales.”


Como un signo de compromiso, te invitamos a rezar todas las noches tres avemarías pidiendo a la Virgen su auxilio en los momentos difíciles de tu vida.

Oración: ¡Oh, bienaventurado padre! Tú, que de tal modo amaste a María Santísima, y en tal forma propagaste su devoción, alcanzando, mediante su auxilio, favores tan sorprendentes; ayúdanos a imitar su fe y su disponibilidad en manos del Señor, su gratitud por las maravillas realizadas por el Padre, y su donación plena y fiel junto a la Cruz. Amén.

Confiamos esta intención en las manos de Dios, que es nuestro Padre, y de María, a quien Don Bosco nos enseñó a amar. (Padrenuestro y Avemaría.)
San Juan Bosco, ruega por nosotros. 


Para vivir la Fiesta de Don Bosco, mañana, martes 31, luego de la celebración de la Misa Solemne a las 20.00, compartiremos una Cena a la Canasta en el Salón del Colegio. Están invitados los alumnos y sus familias, los exalumnos, miembros del MJS y de otras asociaciones, integrantes de la Familia Salesiana y todos los amigos de la Obra Salesiana.

*

Entradas populares de este blog

Miguel Magone, el pandillero de Dios

Don Bosco y el trabajo

Don Bosco y María Inmaculada